Liberar tu cabello de siliconas y otros ingredientes sintéticos le ayudará a crecer fuerte y sano. Acá te compartimos unos tips para iniciar un cuidado natural a tu cabello.

  1. Cortar el cabello. Este primer paso es importante. Si el cabello está dañado se recomienda recortarle las puntas porque esto ayuda oxigenar las zonas más alejadas de la raíz y dar vitalidad al cabello.
  2. Cepilla por lo menos una vez al día. Esto ayuda a promover la circulación en nuestro cuero cabello, además ayuda a arrastrar las grasas naturales y productos que pudieran haber quedado acumuladas en la base del cabello. Elige un cepillo de cerdas firmes y si fueran naturales mejor, si no fueran naturales fíjate que las cerdas no te raspen el cuero cabelludo.
  3. Lava el cabello con un FitoShampoo Weleda dos veces en la primera ocasión. Comienza siempre por la nuca y subiendo hacia la coronilla, masajeando en forma circular y firme el cuero cabelludo para eliminar los residuos que tenga tu cuero cabelludo. Lava por segunda vez y enjuaga hasta que rechine tu cabello, como cuando un plato queda limpio. Enjuaga con agua tibia, pero no muy caliente, para que los poros se abran.
  4. Aplicar un FitoAcondicionador Weleda de medios a puntas. Recuerda que la idea es no acumular más productos en nuestro cuero cabelludo ahora que ya está limpio. Enjuaga con agua fría para cerrar los poros y cutículas de cabello.

Con una rutina regular de cuidado natural, tu cabello recuperará su estado brillante y saludable.


Artículos Relacionados

Ratania: Tesoro Silvestre de los Andes

La ratania es una de estas plantas que no llamaría nunca la atención por su aspecto o por su nombre. Pero al igual que otras plantas que pasan fácilmente desapercibidas, esconde en su interior un valioso contenido.

Limpieza Facial Profunda DIY

A diario limpiamos nuestro rostro para retirar impurezas, maquillaje o exceso de grasa, pero de vez en cuando es necesario realizar una limpieza facial profunda.